Cómo lidiar con el enojo

Publicado por Roe en

¿Eres de los que se enojan mucho?, ¿sientes que últimamente te enojas por cualquier cosa, o que incluso a veces te despiertas enojado?

Te levantas de la cama, te sientes frustrado y no sabes ¿por qué?. O simplemente tienes días en dónde te invade una sensación de malestar que inunda todo tu ser.

No tienes idea de lo que te sucede, y por tu cabeza pasan un montón de pensamientos que te llevan a una conclusión.

Sabes que estás molesto y lo único que deseas es encontrar la manera de cómo lidiar con el enojo y quitarte de encima ese sentimiento de pesadumbre.

Aquellos sentimientos desagradables que experimentamos a causa del enojo, son producto de factores externos e internos.

Son externos cuando la causa proviene de tu alrededor; ya sea porque alguna persona la provocó, o porque las cosas no resultaron como esperabas; circunstancias ajenas a nosotros.

Por el contrario, son internas cuando habitan dentro nuestro.

Podríamos decir que es algo abstracto. No se ven pero están ahí.

Existen en nuestros pensamientos, ya sea porque estés pasando por muchos problemas o simplemente recordaste algo que te genera ese malestar.

Ambos factores dan como origen una respuesta por parte de quién experimenta dicha sensación.

Claro que aquí también interfieren otros elementos como las hormonas, el estrés, y problemas cotidianos.

Independientemente de su origen, te sientes molesto, frustrado, fastidiado y tu único deseo en ese momento es dejar de sentirte así.

Tienes que saber que no es un proceso fácil, ni algo que se logra en 24 horas.

Porque para dejar de vivir con esa sensación de malestar, hay que empezar a trabajar en nosotros de adentro hacia afuera.

Elegir querer estar bien es un gran primer paso, pero para liberarte de ese sentimiento tienes que actuar.

Yo también he estado allí, en esa discusión interna entre el enojo y el querer hacer las cosas bien sin lastimar a nadie; en especial a mi misma.

Para lidiar con el enojo hay que cuidar la reacción.

Cuando estás en ese punto de debate interno, el primer paso para poder lidiar con esa sensación de ira y molestia, es el autocuestionamiento.

Darte la oportunidad de reconocer lo que estás sintiendo y por qué lo estás sintiendo te va a ayudar a que seas consciente de lo que pasa por tu cabeza sin dejarte dominar por lo que sientes.

Observa tus pensamientos en ese momento y presta atención a lo que te aquello te hace sentir.

Luego de que has reconocido el sentimiento que te agobia, el segundo paso a seguir, es tu respuesta a esa situación.

¿Cómo vas a reaccionar a él?. ¿Te vas a molestar y vas a responder como usualmente lo haces?, (hiriendo a alguien, pateando algo, haciendo un berrinche, peleándote con todo el mundo y dejándote dominar por la ira).

Cualquiera que sea tu manera de desahogarte, siempre existe una mejor manera de hacerlo.

Estoy consciente de que ésta es la parte más difícil de éste proceso -yo también lo he experimentado-

No puedo hablar de algo que no he sentido en carne propia, y sé que cuesta.

Porque una parte de ti es consciente y quiere evitar lastimar a toda costa porque sabe que si actúas dominado por la ira, te vas a arrepentir después.

Mientras que la otra parte quiere tomar el control y desatar el caos dentro de ti.

Sin embargo, hay que decidir qué hacer, y si queremos estar bien y sentirnos bien con nosotros mismos; tenemos que hacer un cambio.

Tenemos que despojarnos de nuestro «viejo yo» para poder evolucionar.

Los cambios duelen, pero son necesarios

Cómo lidiar con el enojo

-Es muy loco pensar que experimentamos todo tipo de emociones en un par de segundos-. Y el cómo reaccionamos a ellos, marca nuestra existencia en ese momento.

Autocuestionamiento y autocontrol

Cuando se está pasando por ese sentimiento de ira, enojo o cualquier tipo de malestar; lo último que uno quiere es lastimar a alguien.

-Uno no va por la vida deseando hacer sentir mal a las personas-.

Y se produce una batalla interna que al final del día tendrá un ganador. El sentimiento que decidas alimentar

Lastimosamente, muchas veces nos dejamos dominar por nuestras emociones en vez de nosotros dominarlas a ellas.

La ira no emerge de la nada. Siempre existe un detonante ante ésta situación y muchas veces éste es imperceptible.

Sin embargo, esa no es excusa para no tener autocontrol.

Yo sé que lo primero que deseas hacer en cuanto te enojas, es descargar toda esa ira sobre la persona o la situación que lo provocó.

Pero pregúntate a ti mismo ¿de que me sirve que me deje llevar por la ira del momento?…

Ahora que estás tranquilo leyendo ésto, visualiza una situación en la que usualmente te molestarías, y piensa; ¿Acaso sale algo bueno de actuar mientras estamos con la cabeza caliente?.

Yo creo que no y mil veces no, ¿sabes por qué?; porque quieras o no, uno termina haciéndose daño a sí mismo.

Mientras estás con esa ira dentro y con toda la euforia de haberla descargado, podrás creer que te saliste con la tuya.

Pero al final del día, a la única persona que lastimas con esa reacción, es a ti.

Porque luego te arrepientes de tu manera de actuar, y te inunda un sentimiento de vergüenza y decepción por no haber sabido controlarte.

El autocontrol requiere de práctica, así como cualquier otro hábito; y mientras más lo practiques, mientras te autoanalices cuando te sientes enojado; irás desarrollando el autocontrol.

Entretanto observes ese pensamiento que te produce malestar y te permitas sentir; tendrás la oportunidad de analizar la emoción para no dejarte dominar por ella, en vez de reaccionar ante la misma.

El autocuestionamiento en éste tipo de casos, es una habilidad que se adquiere cuando tienes el compromiso contigo mismo de querer ser mejor.

Método de resolución del problema

El método de resolución de problema se refiere a tu capacidad o la habilidad que adquieres de interpretar o reconocer el problema y tu respuesta ante el mismo.

Por ejemplo, puedes tener un episodio de enojo si tus compañeros de dormitorio han dejado un completo desorden. Es muy importante tu respuesta a ésta situación.

Puedes optar por molestarte y reaccionar de la manera que acostumbras; o puedes optar por preguntarte, qué puedes hacer para cambiar la situación.

¿Qué puedes hacer para llevar una buena postura ante ésta circunstancia y manejarla de la mejor manera?.

Pregúntate, ¿de qué sirve que me enoje si el desastre ya está hecho?.

¿De verdad crees que molestándote, la situación se va a revertir?.

Pues no, no se va a revertir. Lo único que lograríamos conseguir es hacer de aquel problema uno más grande porque mientras estás molesto, lo último que sale de tu boca son flores.

Si te permites explotar por una pequeñez, escupes tu veneno, ofendes a las personas, descargas todo lo que tenías dentro y luego; te das cuenta que no era para tanto y vuelve el círculo vicioso (vuelves a sentirte avergonzado y decepcionado por tu actitud).

¿Es eso lo que quieres para tu vida?. Yo decidí que no lo quería más en la mía..

El ponernos a pensar en las consecuencias de nuestra reacción, es una buena manera de darnos cuenta de cómo estamos dispuestos a lidiar con nuestro enojo.

Ponte a pensar en los efectos posibles, dependiendo de la reacción que escojas seguir.

Si decides dejarte dominar por el enojo y actuar acorde a él, sabrás que las consecuencias van a ser diferentes (nada buenas), a si escoges inclinarte a actuar de manera calmada y consciente (conservas tu paz).

Siempre piensa en las consecuencias de tus posibles respuestas, de ésta manera lo pensarás 2 veces antes de querer sacar el super sayayin que llevas dentro.😁

Es hora de actuar para lidiar con tu enojo

Una vez escogiste tu respuesta a la causa que la provocó, es momento de sacarla a flote y experimentar con ella.

Si escogiste actuar diferente y de una manera calmada (aunque te haya costado un montón), permítete felicitarte.

-¡Por supuesto que debes felicitarte!-.

Es un gran paso el que has dado y debes darte la oportunidad de sentirte orgulloso de ti y celebrar tus primeros logros.

El siguiente paso aquí es, ser constante.

Tienes que ser perseverante con tu progreso y analizarte para que lleves un recuento de lo mucho que has avanzado desde el momento en que decidiste empezar.

Lidiar con el enojo es cuestión de valor

-Tengo que ser sincera contigo-. No siempre vas a ser capaz de lograrlo, y tienes que saberlo para que no te hagas una idea errónea de lo que un cambio conlleva.

A veces habrá momentos de victoria y podrás sentirte orgulloso por ellos, y así mismo habrá momentos en donde falles (porque somos humanos) y el equivocarse es parte del aprendizaje.

Sin embargo, no puedes echarte la soga al cuello por esos momentos en dónde las cosas no resultan como esperabas, al contrario; que aquello te impulse a ser mejor.

Otras maneras de lidiar con el enojo

Hay veces en que el método de la resolución del problema no funciona como esperamos y se hace necesario optar por otra solución.

Aquí te dejo una lista de las cosas que me han funcionado, que podrías poner en práctica y averiguar cuál funciona mejor para ti.

Si tienes otras ideas sobre cómo lidiar con el enojo, puedes comentar y compartir tu punto de vista aquí 🙂

Otras formas de lidiar con el enojo

  • Escucha música
  • Baila
  • Dibuja
  • Escribe
  • Habla con alguien
  • Medita
  • Haz ejercicios
  • Distraete
  • Toma una ducha

Escucha música

Éste es un método rápido, que todos tenemos a la mano, y puede ayudarte a lidiar con el enojo si la táctica de resolución del problema no te funciona.

La música actúa de una manera impresionante haciéndonos olvidar de todo lo que llevamos encima en ese momento.

Escuchar tu canción favorita te ayuda a enfocarte en ella.

Su ritmo te contagia y luego de unos segundos, ya estamos cantando; y a la tercera canción habrá sido como si nada hubiese pasado.

La música es magia para mis oídos

Puedes elegir escuchar música a todo volumen o con auriculares; la cuestión es que te dejes llevar.

Baila

Por favor, que ni se te ocurra decir «no sé bailar».

¡Qué importa que no sepas bailar!, ¿ante los ojos de quién?….

Si bailar es algo que disfrutas hacer -¡hazlo!- y diviértete haciéndolo.

Bailar es la forma más bella en la que se expresa el cuerpo (para mi lo es).

Se pueden expresar muchas emociones sólo bailando, no le quites ese derecho a tu cuerpo y deja que sea libre y se exprese a través del movimiento.

Dibuja

-En lo personal, me gusta dibujar árboles-. Me salen feitos, pero me gusta la sensación que me invade cuando me pongo a dibujar.

Al igual que el baile, también es una forma de expresar tus emociones. Es una buena forma de expresar lo que sientes y dejar que aquella energía fluya.

Escribe

Escribir también es una manera de lidiar con el enojo ya que expresas de manera auténtica y al pie de la letra toda inquietud que ronda por tu cabeza.

Ésto te da la oportunidad de realizarte un auto-análisis más exhaustivo y poder ver tu proceso, tu antes y tu después.

Además, te hace ser más consciente de los pensamientos que tienes, cómo si los dijeras frente a un espejo.

Tener un diario es una buena idea si quieres empezar a escribir sobre cómo te sientes.

Habla con alguien

Si tienes la habilidad de expresarte mejor cuando hablas, no la desaproveches.

Hablar con alguien que es de nuestra entera confianza sobre las situaciones que nos atormentan, puede quitarnos un peso enorme de encima, y ventajosamente te ayudará a disipar el enojo que sentías desde un principio.

Medita

La meditación es una forma de entrar en una conexión profunda con nosotros mismos, es la mejor manera de lidiar con el enojo.

¿Por qué?, porque al entrar en una conversación personal significa observar directamente aquel sentimiento que nos atormenta y aprendemos a canalizarlo mediante técnicas de respiración y relajación.

Haz ejercicios

El deporte es una excelente herramienta para distraerte y hacer que tu mente se disperse.

A más de que ahuyentas todo pensamiento negativo y poco beneficioso para tu vida, te llenas de energía y actitud positiva para afrontar el resto de tu día de la mejor manera.

Busca distraerte

Cualquier idea de distracción es válida en éste punto.

Si el salir a la calle y dar una caminata es tu forma de hacerlo, pues ¡bienvenido sea!.

Recuerda que aquí la prioridad eres , así que, cualquiera que sea tu manera de encauzar aquel sentimiento de malestar, ponlo en marcha.

Toma una ducha

No hay nada mejor que una refrescante ducha para despejar nuestra mente y entablar una conversación con nuestro yo interior.

Personalmente, encuentro que ésta es una manera muy relajante para dejar que esa energía que llevamos encima fluya con el agua y nos limpie de toda esa sensación negativa que trae consigo el enojo.

Beneficios de lidiar con el enojo

La tranquilidad, la paz, y el orgullo que se siente cuando somos capaces de lidiar con el malestar del momento, son motivos suficientes para admitir que hay más beneficios en aprender a batallar con el enojo en vez de dejarnos dominar por él.

Además, puedes considerar todas éstas actividades como opciones que te ayudarán a dejar de pensar en lo mucho que estés enojado.

Yo sé que es difícil pero no es imposible, -te lo digo por experiencia propia-.

Tienes que darte la oportunidad de intentarlo y ser capaz de reconocer tu progreso, paso a paso.

Aquello ayudará a que te sientas mejor contigo mismo. Y como consejo extra, no te mortifiques cuando falles (porque fallando se aprende).

Sé valiente para reconocer que has fallado, analiza en qué fallaste y vuelve a intentarlo las veces que sea necesario. 🙂

Si terminaste de leerme, te agradezco mucho el tiempo invertido.

Sólo quiero animarte a ser mejor, porque siempre se puede ser mejor.

Cómo lidiar con el enojo

Artículo relacionado : El poder de la mente

Y tú, ¿cómo lidias con el enojo?. Me gustaría saber que piensas acerca de éstas herramientas y si ya has puesto en práctica alguna de ellas

Si te ha gustado éste post, no olvides dejar tu comentario en la caja de abajo

y recuerda COMPARTIR éste mensaje con alguien que creas que lo necesita en su vida, y aspu ayudarlo a ser mejor

Porque siempre se puede ser mejor

Cariños 💖

Categorías: Mente

10 commentarios

Gimena · enero 30, 2020 a las 12:15 am

Algo que me ayuda a relajarme cuando estoy enojada…es cocinarme algo a mi antojo…vivo con mis hijas y mi esposo y siempre coordinamos las comidas.pero cuando estoy enojada me doy exclusividad y el menú lo elijo yo.Me resulta super positivo.

    Roe · enero 30, 2020 a las 7:21 pm

    Que excelente manera de evitar dejarte llevar por el enojo Gimena. Definitivamente es una buena fórmula.. Gracias por tu aporte💚

      Maryoris · febrero 10, 2020 a las 12:11 am

      Gracias voy a poner en práctica CCon mi hijo adolescente de 16 años estalla con una facilidad., vive molesto y tiene momentos donde me hiere y luego viene a disculparse pero ya a dicho palabras hirientes

        Roe · febrero 11, 2020 a las 7:54 pm

        Lamento que como madre tengas que pasar por esa situación.
        Amas a tu hijo más que a nada en el mundo y ese amor de madre te hace querer lo mejor para él, incluso cuando el te hiere. Pero también tienes que saber que muchas veces la persona que está molesta es quién más sale lastimada al momento de dejarse llevar por el enojo (ya que muchas veces éste es producto de muchos sentimientos reprimidos).
        sin embargo, aquello no lo exime de la responsabilidad de sus actos..
        Espero de todo corazón que tu hijo pueda canalizar todo ese enojo y convertirlo en algo positivo para su vida..
        Es un proceso que toma tiempo pero que da auténticos resultados..
        Gracias por leerme. Un abrazo enorme para ti y mucho cariño a la distancia

    Elizabeth · febrero 1, 2020 a las 3:03 am

    Buenos tips para mejorar…me siento identificada con la primera parte del texto ya que siempre vivo molesta. Y mi novio es quien más colabora con eso, muchas veces me pregunto si de verdad soy yo el problema o que realmente? El se molesta porque a veces estoy en línea en el wsp y no le respondo muy al rato sus mensajes o a veces porque me ve en línea en mis redes sociales y no presto atención a sus mensajes.
    O porque me llama y de verdad cuando estoy más ocupada y no puedo atender, le devuelvo la llamada y ya es para producir enojos.

    De verdad necesito una respuesta. Soy yo el problema? Todo esto me produce mucha irritabilidad a mi vida. A veces quiero terminar con él y de verdad ni verlo quiero, pero sé que puedo ser yo el problema y al final no sé que hacer. Si preguntan si soy infiel o algo en realidad no es así, en ningún sentido de hecho.

    ¿Que consejos me da?

      Roe · febrero 1, 2020 a las 11:00 pm

      A veces, nuestras acciones esconden sentimientos. Ya sea hacia nosotros mismos o hacia quienes nos rodean (en éste caso tu novio).
      Pero no somos capaces de verlas sino hasta que somos realmente honestos con nosotros mismos.
      Pregúntate, ¿qué hace que reacciones así?, ¿sacas algo bueno de ello?, ¿vale la pena hacerse daño reaccionando así?.
      Cuando buscamos la raíz del problema, nos resulta más fácil poder manejarlo; ya que estamos acostumbrados a buscar, señalar y culpar a todo lo que nos rodea, pero muy pocas veces somos capaces de mirar hacia dentro.
      Cuando analizamos nuestro interior, podemos darnos cuenta que si, muchas veces el problema somos nosotros.
      No nos percatamos de que lo que está fuera es un reflejo de lo que llevamos dentro
      Nadie puede controlar o cambiar a nadie más, que a sí mismo. Por ello es importante que cuando estamos pasando por éste tipo de situación emocional, tengamos el valor de mirar hacia dentro y analizar qué sentimos de verdad.
      El mejor consejo que puedo darte, es que seas honesta contigo misma, y llegarás a la respuesta que estás buscando..
      Cariños

Rox · enero 30, 2020 a las 7:42 am

Me has descrito perfectamente como me siento .

    Roe · enero 30, 2020 a las 7:24 pm

    El enojo es una emoción inevitable, y universal. Muchos hemos estado alguna vez en esa situación, pero al final, siempre existe la manera de liberarnos del sufrimiento que éste nos produce

Silvina · febrero 24, 2020 a las 2:14 pm

Muy buenos consejos, y muy variados , con lo cual puedo intentar cada uno de ellos!

    Roe · febrero 25, 2020 a las 11:55 am

    Gracias por leerme Silvina, Me pone muy contenta ver que éstos consejos sirven de mucha ayuda.
    Recuerda que con paciencia y perseverancia todo se logra.. Aquí estamos para ayudarte
    Cariños..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *