Empezar el día con energía ¡sí es posible!

Publicado por Roe en

Empezar el día con ganas de quedarse durmiendo y no levantarse es una sensación que muchos experimentamos.

¿quién no ha puesto el despertador para otros 5 minutos más una y otra vez?..

Es placentero quedarse en cama soñando y resguardado del frío (para quienes estamos en invierno); pero no es necesario que la helada te visite para preferir quedarte otro momento debajo de las sábanas…

A veces porque se siente bien, y otras veces porque no queremos afrontar el día que nos espera; preferimos otros 5 o 10 minutos más.

Otra vez ir a ese trabajo que no te gusta, ir a la escuela, salir y terminar tus pendientes (que aburrido hacer todo aquello. Simplemente no te sientes con la energía para hacerle frente.)

Dentro de ti quisieras hacer las cosas de manera distinta porque sabes que esa actitud no es para nada fructífera.

Conozco la sensación de ambas. Ya sea que supiera que me esperaba un día extraordinario o uno aburrido, el tiempo entre levantarme y salir de casa era realmente desagradable (me sentía como un zombie). Y ESO era lo que quería poder cambiar.

Entre la investigación y la práctica, fui ordenando en base a lo que necesitaba, los consejos más relevantes para salir de ese estado de desgano y por fín empezar mi día con la palabra ÉXITO en grande.

¡Y es lo que hoy vengo a compartir contigo!

Consejos para empezar mi día rebosante de energía.

Antes de iniciar, quiero que sepas que es normal que algunos días nos encontremos con la motivación a mil donde despiertas con ganas de comerte el mundo, y otros días simplemente tienes que ser disciplinada para cumplir con tus tareas. (No queda de otra si quieres avanzar en la vida), y es algo que a todos nos pasa.

Pero la parte atractiva es que existe una manera de hacer que nuestras mañanas luzcan radiantes ante nuestros ojos.

El secreto está en la rutina que hemos establecido para organizar todo nuestro día, y en la práctica de actividades matutinas que modifiquen nuestro chip hacia una actitud optimista.

Todo nuestro día dependerá de la actitud con la que empezamos las mañanas.


consejos para un buen día

Entonces, si la actitud es la diferencia entre un «mal día» y uno bueno; quiere decir que tenemos en nuestras manos la potestad de decidir cómo iniciamos nuestras mañanas.

Y si tenemos la potestad de decidir cómo iniciar; ¿Por qué no hacerlo de la mejor manera?. ¿Por qué no poner todo nuestro esfuerzo para hacer de cada día el mejor?. ¿Qué nos detiene?

Claro que, bien podrías quedarte en cama y repetir el mismo comportamiento una y otra vez; pero a la larga el tiempo habrá pasado y te sentirás estancado por el hecho de no haber tomado la decisión de levantarte y continuar.

Mantén presente que TÚ tienes el poder de empezar el día como tú lo desees.

Comencemos por ahí…

Para empezar bien el día hay que considerar:

1) Crear una rutina matutina

Te levantas con mucha pereza, vas al baño, te aseas, te vistes y sales al trabajo….

¡Pero qué manera más aburrida de empezar el día!.

Vamos a ponerle un poco de sabor a nuestras mañanas y empecemos creando en nuestro interior el día que queremos vivir.

Establecer una rutina para comenzar tu mañana es la mejor manera para darte ánimo e inyectarte esa vivacidad que necesitas para dar lo mejor de ti.

Alimentar tu espíritu y tu mente con actividades que nutran tu ímpetu te asegura un día exitoso, pero sobretodo, un día tranquilo en donde tu tienes el control.

Por lo tanto, te invito a emprender tu jornada con una actitud de

Gratitud

Iniciar las mañanas con un corazón agradecido te abre las puertas a nuevas oportunidades.

Tómate el momento que necesites para conectar con el poder creador (Dios la vida el universo), y agradece por un nuevo amanecer, por el placer de haber descansado, da gracias por despertar con salud, gracias por otro día más de vida.

Hay muchas cosas por las cuales sentirse agradecido. Al contar tus bendiciones una gran sonrisa se dibujará en tu rostro.

Empieza por ahí…

Consejos para empezar bien tu día

2) Levántate temprano

Si queremos aumentar el nivel de energía y positivismo con el que empezamos las mañanas, es necesario nutrir a nuestra mente y cuerpo. Para ello necesitamos de un factor clave, el tiempo.

Si nuestro plan incluye una rutina específica, ésta requiere de su propio tiempo y espacio para ser cumplida cada día, por lo que levantarse unos minutos antes es esencial en éste punto.

Debo confesar que ésta es una tarea que aún me cuesta realizar. Aunque ahora me levanto más temprano que antes, sé que puedo hacerlo mejor y aprovechar mejor mi tiempo.

De eso se trata el levantarse temprano, de que podamos emplear nuestro tiempo de la mejor manera para ser más productivos.

Toma nota de cómo te sientes cuando te levantas temprano. Fíjate si tu productividad aumenta.

Para ésto es necesario que llevemos un control de cómo usamos nuestro tiempo..

Optimiza tu tiempo

Si ves que tu día va a estar bastante apretado, lo mejor que puedes hacer es despertar unos minutos antes de lo común, así tendrás más tiempo de realizar todas tus actividades con tranquilidad y tendrás la sensación de haber terminado más rápido.

Si eres como yo, y aún te cuesta levantarte temprano ya sea porque te gusta dormir o porque en el país en donde te encuentras está en pleno invierno (cuesta muuuucho levantarse temprano con frío y a oscuras); puedes optar por tomartelo con calma, todo cambio es paulatino.

Es decir, en la semana 1, puedes levantarte 10, 15 0 30 minutos antes (todo depende de las actividades que tengas por realizar). De ésta manera, vas acostumbrando al cuerpo de a poco en vez de darle un cambio brusco que a la final te costará más y puede llevarte a querer renunciar a éste hábito.

Irás aumentando o disminuyendo el tiempo hasta que encuentres el horario que mejor te funcione.

Extra Tip: Si usas la alarma del celular, procura dejarlo lejos de tu cama. Es preferible colocarlo en tu escritorio, lejos de ti; así tendrás que levantarte sí o sí para deshacerte del ruido. Lo mismo en el caso de tener un despertador

Consejos para empezar bien el día

3) Prepara tu desayuno

El desayuno es la comida más importante del día. ¿Por qué?, por el hecho de ser la primera fuente de alimentos para recargar tu cuerpo después de haber pasado más de 8 horas sin haber probado bocado.

Imagínate empezar tus actividades sin haber desayunado. -Al menos para mi, eso conlleva a arrancar mi día de la peor manera-. En algún momento tu cuerpo te dará a notar el cansancio y fatiga por haberte saltado el desayuno.

Personalmente, cuando me salto el desayuno (porque me suele pasar por XYZ motivo), mi día no va bien. Me siento ansiosa, me duele la cabeza, me duele la panza y mi rendimiento es muy bajo.

Es obvio, si no nos alimentamos de manera consciente, si privamos a nuestro cuerpo de la primera y más importante comida del día, ¿cómo esperamos dar lo mejor de nosotros?, por más que queramos hacerlo, fisiológicamente va a ser complicado.

Si quieres tener un buen aporte de energía para empezar tu mañana con buen pie, de buen humor y con toda la mejor actitud, no te olvides de incluir un desayuno nutritivo de acuerdo a tus necesidades.

Otro consejo para que vaya bien tu día

4) Realiza una actividad diferente.

Aparte de hacer el trabajo que amas, o que te toca hacer porque no hay de otra; es beneficioso encontrar una ocupación entretenida, algo que te divierta hacer y que te mantenga motivado y a la espera por realizar dicha actividad

Una ocupación fuera de tu rutina diaria, te dará esa sensación de placer al finalizar el día y habrás sentido que le sacaste provecho al máximo al tiempo invertido en ti. Te sentirás FANTÁSTICO

Ya sea probar con un nuevo deporte, ir a conocer un nuevo pueblo cerca de donde vives, ir por una caminata, recorrer lugares de tu ciudad en bicicleta; son actividades que tal vez ya realizas, pero que para muchos es algo nuevo aún. Por eso te animo a intentarlo, te sentirás muy satisfecho luego de haberlo hecho.

Siguiendo con los consejos..

5) Confía en tu día

Confía en el día que estás creando.

Si comienzas tu mañana poniendo en marcha estos consejos para empezar bien el día, te aseguro que tendrás una jornada diferente y querrás crear días mejores para ti.

Al salir de casa, confía en que ese día será un día muy bueno, porque te preparaste para recibirlo de esa manera.

Confía en que todas las cosas van a salir bien, aunque no tengas idea de cómo el universo funcione para que así sea. Tu sólo confía…

Siempre espera lo mejor

Y luego, al caer la tarde

Te aconsejo que termines igual de bien a cómo iniciaste

6) Agradece por el día que tuviste

Al finalizar tu jornada, cuando por fin llegas a casa, no te olvides de algo muy importante y esencial. Dar las gracias. Así es, da las gracias por el día que tuviste (haya sido bueno o no); agradece por cada segundo de vida, por cada momento vivido; por lo que sea que te sientas agradecido, exprésalo.

Si tu día no fue como esperabas, no importa, de todas maneras da las gracias a Dios, la vida, el universo; como quieras llamarle. Porque aunque a veces las cosas no salen como planeamos o esperamos, siempre suceden como tienen que suceder.

Día «bueno» o día «malo»

La diferencia la hace nuestra actitud.

No te olvides de agradecer por el día vivido, bueno o malo, igual fue un día donde tuviste la oportunidad de estar en éste mundo. Agradece por ello y tranquiliza tu mente para descansar y empezar otra vez un día mejor que el de ayer.

Si descansas lo suficiente, sin duda empezarás tu día de la mejor manera

7) Descansa lo suficiente

Al caer la noche, es momento de prepararnos para dormir y no por ser la última es la menos importante. Al contrario..

Las horas de sueño tienen mucha importancia en el desarrollo y rendimiento humano.

Descansar lo suficiente nos aporta salud y bienestar ya que nuestro cuerpo necesita regenerarse a diario.

Todos los tejidos de nuestro organismo se reparan mientras estamos en las horas de sueño. Disminuirlas solo evita que alteremos ese proceso y los problemas de salud se hagan evidentes a largo plazo

  • Aumento de peso
  • Problemas con la presión arterial
  • Estrés
  • Disminución del sistema inmune

Son solo unos cuantos de la lista…

Darle a tu cuerpo las horas necesarias de sueño es igual de importante como comer las 3 comidas del día o beber agua.

Las 8 horas diarias de descanso influencia de manera positiva mejorando la memoria, la creatividad, la salud física y mental.


Ahora que ya te he dado una guía básica con los consejos para empezar bien el día, es momento de ponerse manos a la obra…

Poner en práctica nuevos hábitos que nos ayuden a tener un DÍA MARAVILLOSO puede ser algo retador, pero por otro lado si lo piensas bien, todo lo que vale la pena implica gran esfuerzo….

Poner en práctica actividades que nos beneficien, nos lleva a marcar una rutina y ésta rutina nos conduce a un estilo de vida saludable

Quiero agradecerte por haberte tomado el tiempo y haber llegado hasta aquí, me demuestra que mi contenido te interesa y eso me pone muy felíz 💓

Si te gustó mi contenido, puedes compartirlo y ayudar a que otras personas (tu familia, amigos, vecinos) tengan la oportunidad de empezar el día de la mejor manera con ésto consejos. De ésta manera también me ayudas a crear más contenido como éste 💞 .

Déjame saber tu opinión en la caja de comentarios

Cuéntame qué consejos para empezar el día pones en práctica


5 comentarios

Keller Ortega · agosto 1, 2019 a las 10:03 pm

Excelente reportaje.

Kim · octubre 1, 2019 a las 9:18 am

Gracias! Muy lindo post para motivarme a continuar levantándome temprano

    Roe · octubre 1, 2019 a las 2:04 pm

    Hola Kim, ¡que genial!. Levantarse temprano nos ayuda a tener un día más productivo.. Mantengamos esos hábitos.. abrazos

Carolina · noviembre 18, 2019 a las 2:25 pm

Muchas gracias por estos útiles consejos ☺️

    MAYRA RODRIGUEZ · julio 16, 2020 a las 1:45 pm

    BUEN DÍA, LEVANTARME TEMPRANO SERA MI PRIMER PASO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *