El despertar de la conciencia (Sobre mí)

Hola, mi nombre es Mabel 😁 , tengo 26 años y ésta es mi historia.

Solía tener una vida cómoda, nada de lujos y extravagancias pero si muy cómoda. Mi padre me proveía de lo justo y necesario. Pagó mis estudios universitarios en otra ciudad, un lugar donde vivir, alimentación y movilización, (y claro, gastos personales). Viví una vida bien durante esa época. Claro, durante aquel tiempo no era consciente de lo afortunada y bendecida que era.

Mi única obligación era estudiar y pasar con buenas calificaciones todos los años cursados, terminar de estudiar mi carrera y convertirme en una profesional,(soy odontóloga por cierto 🙋 )

Tuve una vida tranquila, con una personalidad muy introvertida. Mi visión del futuro era terminar mi carrera universitaria, encontrar un trabajo, o poner mi propia consulta y mi vida estaría resuelta. Pero obviamente no sucedió de tal manera.

Puede ser ingenuidad o simplemente una conciencia dormida, pero, que lance la primera primera piedra quién no pensó lo mismo de su vida…… Soy muy creyente de que a veces no es nuestra culpa. Crecer con cierta información y cultura influye en quién te convertirás en el futuro. Pero así mismo creo que UNO es dueño de su destino, y que si la vida te da pautas para que evoluciones y te das cuenta de ello; en ese momento ya eres consciente de que puedes tener el control de tu vida y tienes en tus manos el poder de cambiarla.

Entonces, llega un momento en tu vida en que empiezas a sentirte inconforme en el lugar en donde estás. y sientes la necesidad de avanzar. Claro, en ese instante no lo ves de esa manera (que el universo te envía señales diciéndote que algo no está bien), pero sabes, dentro de ti deseas un cambio tan grande que el universo, la vida , Dios de alguna manera te lo hace ver.

Terminé la universidad e inmediatamente empecé a trabajar en el año de salud rural (un trabajo pagado). Salí de la universidad, obtuve mi primer trabajo. (si, con 22 años, era el primer trabajo de toda mi vida; aparte de ayudar a mi papá en su negocio de venta de ropa de mujer cada fin de año), era mi primer trabajo.

Durante todo ese año, no me detuve a pensar en mi futuro, al menos no con conciencia. Seguía creyendo que terminaría la rural y encontraría un trabajo en el sector público o montaría algo privado. Pero todo cambió.

Durante mi año de salud rural, conocí a la persona que ahora es mi pareja, Jeff. El ha sido mi amigo y apoyo incondicional y creo que no habría podido realizar todo éste viaje sin él.

La vida siempre pondrá a las personas correctas en tu camino

Cuando Jeff y yo decidimos empezar una relación, jamás imaginamos el cambio brusco que tendríamos como pareja.

Al mes de haber iniciado una relación, mi padre nos propuso una idea de negocio. Así fue como terminamos viviendo juntos al mes siguiente en la playa. Montamos una consulta médico-odontológica y decidimos aventurarnos a ver que tal nos iba.

Ahora que lo pienso, me hubiese encantado haber disfrutado mejor de todo el tiempo que pasé allí.

Al principio, todo se dio para bien. Construimos éste centro médico-odontológico literalmente con nuestras manos y todo comenzó «bien», pero con el pasar de los meses, yo empecé otra vez con ésta sensación de malestar, con esa sensación que no te deja disfrutar de todo lo que tienes porque algo en tu interior te dice que no está bien. Tengo que mencionar que para ésto, nuestra situación económica no era tan buena (al menos, el negocio que teníamos en aquel entonces, no era algo que nos iba a permitir crecer). Posterior a ésto, a Jeff se le abrió una oferta de trabajo en otro país y ventajosamente, yo tenía familia que nos recibiera.

Cuando llegamos a Chile, resultó ser que la persona que contactó a Jeff, desapareció por «arte de magia».Nunca respondió, por ende, la oferta de trabajo se hizo humo.

¿Qué hacer en ésta situación, quedarte y luchar por tus sueños o regresar y volver a intentar después??

Llegamos a Chile con propuesta de trabajo que al final no se dió. ¿Imagináte estar en esa situación en dónde habías puesto todas tus ilusiones por un futuro mejor y que al final del día te des cuenta que simplemente fue eso, una ilusión?.

Me dió rabia con la vida, con el mundo; por dejar que ésto pasara. Muchas veces me pregunté ¿por qué nos pasa ésto?.

Tener la presión de salir de tu país, dejar a tu familia, amigos, y tus comodidades por un futuro mejor o simplemente porque tu interior te dice que estás hecho para algo más grande, al final del día tiene un gran peso en tu vida.

Desde que llegamos a Chile, todo ha sido un aprendizaje para nosotros (al menos para mí). Siento que ya no soy la misma persona que antes y que he cambiado para bien. A pesar de las incomodidades por las que hemos pasado, creo que la vida nos ha enseñado lo esencial; mantener la humildad ante todo y no dar por sentado lo que se tiene en ésta vida. En pocas palabras, ser agradecidos.

Nuestra situación económica no ha sido la mejor, tenemos muchas limitaciones, pero en el fondo, sabemos que ese es el sacrificio por una vida mejor. A pesar de todo, siempre se puede hacer algo con lo que tienes a la mano, y eso es lo que intento hacer todos los días. Hacer que las cosas funcionen con lo que tengo a mi alcance y dejar de poner una excusa delante de mí para no hacerlo posible.

Los límites están en tu cabeza

Por ahora, mi objetivo es crecer mental y espiritualmente. Aprender a amarme y contar mi experiencia para que sirva de ejemplo en la vida de alguien que lo necesite, volverme una mejor persona cada día y trabajar en ello con todas las fuerzas de mi ser. Ayudar a las personas a convertirse en su mejor versión siempre y cuando tengan las ganas de hacerlo, sin importar las limitaciones económicas o sociales que tengas; porque mientras tengas ganas, existe la oportunidad.

Puedo decir que ésta etapa ha sido la más enriquecedora de todas (antes hubiera creído que el mundo estaba en mi contra). Si me hubiese sucedido con anterioridad, creo que no lo habría soportado.

La vida te prepara, y para cada uno es un viaje diferente. Es único, es tuyo

A algunos nos toma tiempo entenderlo, asimilarlo y aceptarlo. Para otros, ni siquiera existe, no lo sienten, no lo ven; están dormidos.

Ahora sé que que todo se trataba de una evolución (¿quién iba a imaginarlo?, yo no). Quién diría que así se siente el pasar por una transformación (ni siquiera tenía idea que debía pasar por una). Hasta hace unos pocos años, yo veía mi vida resuelta; estudios, una profesión, trabajar, casarme y tener hijos (quién no ha planeado su vida que lance la primera piedra). XD

De un momento a otro todo cambió.

El proceso de transformación puede llegar a ser muy doloroso para quién no tiene idea o más bien para quién desconoce que hay algo más allá que solo llegar al mundo, reproducirse y hacer todo bajo un sistema. -Desconoces que estás bajo un sistema-. Es por eso que cuando despiertas, no entiendes que sucede; pero el universo se encarga de llevarte por el camino correcto una vez que dejas que te guíe, escuchas tu voz interior y simplemente fluyes.

Autoanálisis personal

Me di cuenta que todo ese dolor que sentía no venía de la nada. Al contrario. Todo estaba conectado. Mi pasado, las cosas que he vivido, las personas que permití que entraran a mi vida, las experiencias, las decisiones.. Todo eso me moldeó e hizo de mí la persona que fui en ese momento.

Sigo en el proceso de aprendizaje, -de hecho, nunca se deja de aprender-. Aún estoy pasando por momentos difíciles (todos pasan por ésto) pero en una etapa diferente; ya no me molesta, acepto y agradezco por cada experiencia vivida porque escogí verlo de esa manera, como mi camino de aprendizaje y evolución. Durante éste año he venido aprendiendo sobre cómo llevar todo éste proceso de una manera en la que no me lastime y aquello lo he venido logrando cambiando mi manera de pensar.

Tuve que hacerme un autoanálisis personal. Si no te conoces lo suficiente, ¿cómo puedes conseguir lo que quieres, si no sabes que es?. No se puede lograr el éxito si no sabes por qué vas a luchar.

Al hacer una retrospectiva de tu vida, tienden a aflorar sentimientos, y tu crecimiento tendrá que ver en cómo respondes a ellos, cómo respondes a las situaciones externas y a las internas (esas que suceden en tu cabeza). Estamos en constante evolución y si ahora has llegado al punto de querer saber que hay más allá de lo que crees conocer de ti y del mundo, vas por buen camino.

De eso se trata la vida, y el vivirla plenamente depende de lo que trabajemos en nosotros mismos.

Y por si te preguntas….

No, no ofrezco servicios de coaching, simplemente estoy aquí con la finalidad de aportar con mi granito de arena. Soy creyente de que si quiero hacer de éste mundo un lugar mejor para los que amo y para mi, el cambio debe empezar por mi. Compartiendo mi experiencia y las herramientas que uso para poner en práctica, es la forma más honesta que tengo para ayudar a quién lo necesite.

Me lo planteé como un objetivo. Actualmente, estoy comprometida en ello, por si te interesa leer más sobre mi transformación

En el transcurso de la vida pasan muchísimas cosas, conoces personas, dejas de ver a otras,tu entorno va cambiando poco a poco, y comienzas a adaptarte. Me adapté al entorno más difícil por el que he pasado hasta ahora y decidí aprender de él. Todos tenemos estos procesos en nuestras vidas y por mas que no veamos la salida, siempre llega el momento necesario para que todo cambie, no llega antes o después. Llega en el momento justo de tu vida. Cuando decides.

Si quieres realizar un cambio en tu vida, tal vez te interese leer El poder la mente. La mente puede ser tu mejor amiga o tu peor enemiga en éste viaje.

Si te agradó la lectura o te sientes identificada, siéntete con la libertad de escribirme o dejarme un comentario; me encantaría saber lo que piensas y poder compartir contigo mi experiencia 🙂

¿Ya sigues mi cuenta de Instagram? Es como mi diario abierto para quién desee seguir mi viaje.

Encontrarás motivación diaria y consejos para una vida plena, llena de amor propio y hábitos saludables