Todo sobre la meditación (Por qué y Cómo meditar)

Publicado por Roe en

Todo sobre la meditación

Bienvenida una vez más a una nueva lectura 😊. En éste nuevo post vas a encontrar algo diferente. Usualmente no uso videos pero me pareció super importante compartir contigo una recopilación de éste material (19 para ser precisa), que en mi opinión son claros, y muy explicativos en la materia de la meditación, en especial para alguien con 0 conocimiento en el tema. (como yo, o como tú).

El por qué de la meditación, sus beneficios y cómo empezar a meditar es lo que hace falta saber para tomar la decisión de realizar ésta práctica.

Por ende, éste post está encaminado en darte las herramientas necesarias para empezar a meditar. Prácticamente todo sobre la meditación.

Te invito a continuar leyendo……….

Había escuchado sobre ésta técnica hace mucho tiempo pero no fue sino hasta ahora, que me interesé realmente en lo que ésta puede hacer.

¿Por qué? y ¿cómo meditar?, son las preguntas con las que me he topado con mayor interés.

En éste post he recopilado información básica necesaria (desde mi experiencia y punto de vista, para que te animes a practicarla también) 😉

Seguramente en algún punto de tu vida escuchaste sobre la meditación y te quedaste con la duda sobre lo que ésta significa.

Y tal vez ahora te te has de estar preguntando, ¿Por qué es importante meditar? o el por qué de que varias personas a tu alrededor hayan comenzado ésta práctica.

¿Cuál es su fin?. ¿Es una práctica para un grupo determinado de personas, o todo el mundo es bienvenido a desarrollarla?….


Antes que nada, un poquitín de historia…

La palabra meditación es traducida del término latín meditatum. Se cree que la meditación data de hace 5.000 años de antigüedad y que algunos de los primeros escritos sobre ésta práctica, provienen de la India, 1500 A.C.

La información sobre la meditación era compartida de maestros, a iniciados; por los Sabios iluminados (Rishis hindúes).

Alrededor de los siglos sexto y quinto antes de Cristo se desarrollaron otras formas de meditación en la China Taoísta y la India Budista.


Actualmente, la meditación es conocida en todas partes del mundo ya que se ha dado a conocer los beneficios que puede traer en el estado de salud general de una persona, así también como en el manejo de situaciones en temas de estrés, emociones y el uso de técnicas de relajación para inducir a un mejor estado de conciencia. 🙌

Pero, ¿qué es la meditación en sí?

La meditación es una práctica que se desarrolla para entrenar la mente con la finalidad de buscar la libertad de pensamientos y emociones que generalmente ocupan espacio en nuestro interior.

Seguramente te sientes identificado con la sensación de que tienes muchas cosas que hacer, te sientes frustrado por tener tantas cosas en la cabeza que no sabes donde meterla para que ésta se quede en blanco.

Problemas, trabajo, traumas, emociones, vida social, escuela, pareja, familia; todo un acumulo de personas y situaciones. Todas experiencias que muchas veces no sabemos cómo manejar.

He sentido la necesidad de que todo sea borrón y cuenta nueva porque con tanto ruido en mi mente, se me hace difícil llevar un ritmo estable y saludable.

Y es aquí es dónde interviene ésta práctica….

¿Por qué empezar a meditar?

Importancia de la meditación

La importancia de la meditación radica en el bienestar del ser humano.

¿No te gustaría vivir una vida plena y libre de tanto estrés diario?

Estamos viviendo de manera tan apresurada que se nos borra del chip que necesitamos dedicarnos tiempo de calidad a nosotros mismos, y la meditación es como una vía clave para ayudarte a encontrar ese bienestar para tu vida.

A través de la práctica de la meditación, podremos encontrar esa conexión con nuestro cuerpo, y aprender a estar presentes en los asuntos cotidianos del día que suelen pasarse sin que les prestemos menor importancia.

El problema de tener tanto en que pensar, es que nos desconectamos del presente por el hecho de estar pendientes de lo que hay en nuestras mentes.

Ya sea pensando en el pasado o en el futuro.

Todo ese ruido con el que tenemos que cargar todo el día, necesita una vía de escape, ¿no lo crees?

Los pensamientos y las emociones son energía y toda energía tiene que fluir.

¿Po qué meditar?

Estamos pendientes del trabajo, del auto, de la casa, del estudio, de las cuentas por pagar, de la familia, de la hipoteca, y de todas las cosas por hacer; todo a la misma vez, y la lista puede seguir y seguir…….

No estamos concentrados en lo que hacemos, no estamos presentes.

Siempre tenemos en mente muchas cosas mientras realizamos otras tareas. (Estás redactando algo para el trabajo mientras tu mente está dispersa pensando en el próximo artículo que te toca escribir y comienzas a divagar).

De ésta manera te desenfocas del aquí y el ahora y como resultado no das tu 100% en lo que sea que estés haciendo.

No es de sorprenderse que el estrés forme parte de la existencia humana con una mente tan caótica.

En la vida cotidiana es casi inevitable dejar de pensar en todo lo que tenemos por hacer.

Suena casi imposible de creer que exista otra manera (aparte de dormir) que nos permita hacer una pausa y tomar un respiro de nuestra propia mente.

Hasta parecería que quisiéramos huir de ella (a mi me suele pasar).

El meditar hace posible que por un momento le pongamos orden al caos que hay en la mente, y dejemos ir todo pensamiento y emoción que nos causa agobio.

El conectarse con uno mismo nos lleva a entender que nuestros problemas no son nada en comparación a todo el universo que nos rodea, y que muchas veces nuestras aflicciones provienen de pensamientos que se encuentran prisioneros en nuestra mente y al no dejarlos salir, éstos se desarrollan hasta cegarnos completamente de la razón.

Y es por eso que luego creemos que no tenemos salida o que no hay solución para X problema.

Piensa en ésto por un segundo.….

Una persona que no descansa las horas necesarias (7-8 horas al día); se levanta para ir al trabajo, no desayuna y apenas se mueve con el mínimo de energía hasta llegar a su lugar de labor.

Empieza su jornada y está cargada de trabajo, tiene poco tiempo para almorzar y luego vuelve a trabajar.

De pronto no fue un buen día laboral. Al regresar a casa se estresa por el tráfico; y si tiene que pasar por el supermercado por las compras (más tiempo «perdido» que pudo «aprovechar» para poder llegar a casa a descansar).

Llega a casa, toma una ducha, prepara y toma su merienda y luego pasa las últimas 2 horas revisando redes sociales o cualquier otro entretenimiento; al final del día, se duerme y empieza la rutina otra vez…

¿En qué momento ésta persona se dio la oportunidad de descargar y ordenar todos éstos pensamientos y emociones que se generaron durante el día?

¿En qué momento ésta persona se dio la oportunidad de relajarse y descansar de verdad?

De ésta manera es como alguien fácilmente se llena de estrés y ansiedad.

Porque estamos acostumbrados a guardarnos todo porque «ingenuamente» creemos que aquello no nos afecta, cuando la realidad es que ¡SÍ NOS AFECTA! y mucho.

Es por ésto que creo importante que todo ser humano en ésta tierra debería darse la oportunidad de poner en práctica este hábito.

La meditación como tal es el camino para encontrarse a sí mismo, nos da el poder de desarrollarnos y profundizar en el autoconocimiento para poder encontrar el bienestar, siendo capaces de controlar la mente..

Para empezar a meditar, puedes hacerlo con 5-10 minutos, y con el tiempo irás incrementando un momento más a tu sesión.

Puedes hacerlo en la posición que te sea más cómoda. Ya sea sentada, acostada, o de pie.

Así que, no te preocupes pensando que no tienes experiencia o que no podrías aguantar sentada en una posición como la flor de loto por tanto tiempo 😁 .

La meditación es para hacerte sentir bien, no al revés. Tómatelo a tu propio ritmo.

La conexión, la paz y tranquilidad que siente al meditar, me hacen querer volver por otra dosis de meditación.

Beneficios de la meditación

Beneficios de la meditación

Personalmente, el beneficio más importante (para mi) es que a través de la meditación, se desarrolla la capacidad de conocerse a sí mismo, y si logras conocerte lo suficiente, podrás saber qué es lo que quieres en ésta vida.

Pero conocerse realmente implica tiempo y paciencia; aprender a controlar los pensamientos y las emociones toma tiempo.

Sin embargo, los frutos que obtienes como resultado de ésta práctica, son extraordinarios.

Otros de los beneficios que obtienes al meditar es que logras ser más felíz.

El meditar te hace tomar conciencia y al conectar cada día con tu yo interior, desarrollas la capacidad de saber apreciar las pequeñas cosas de la vida.

Tu inteligencia emocional da un salto en la evolución y crece tu empatía por lo que te rodea.

La meditación también influye para bien cuando de la salud física se trata.

Estudios demuestran que las personas que llevan años en ésta práctica, logran estimular su sistema inmune, y así prevenir enfermedades.

Hacer de la meditación un hábito, nos beneficia en gran magnitud. Mejorando la memoria, aliviando el estrés; potenciando la salud mental y física en general..

El desear llevar una vida tranquila, el querer tener el control de tu mente, son cosas que puedes obtener mediante la práctica de la meditación.

Y si te estás preguntando cómo hacer para empezar a meditar, aquí mi respuesta.

¿Cómo empezar a meditar?

Ésta es una de las dudas más comunes que salen a relucir respecto a éste tema y la que más aplazo trae a la hora de ponerla en práctica.

No soy maestra en meditación pero de lo que estoy segura, es que no necesitas de nada más para empezar que una mente y un corazón dispuestos a buscar el bienestar y la conexión interna.

Pero aquí te dejo unos puntos importantes que creo necesario que sepas.

  • No existe un momento específico para meditar. Pero si es recomendable hacerlo a primera hora en la mañana y antes de ir a dormir.

Pero siempre puedes hacerlo en cualquier momento.

Mi primera práctica del día empieza por la mañana, luego de haber desayunado.

Aunque otras veces (cuando no muero de hambre), lo practico antes de desayunar. De ésta manera limpio mi mente de todo pensamiento negativo y me preparo para nutrirme de paz y tranquilidad para empezar mi día con la mejor energía.

Encuentra tu mejor momento para dedicarte unos minutos y nutrirte con ésta práctica tan beneficiosa para la vida. Tu cuerpo y mente te lo agradecerán.

  • No te preocupes por la postura. Cómo te mencioné antes, no es necesario estar en X posición. Acomódate como mejor te sientas.

Acostada, sentada sobre una silla, o de pie. Sobre tus rodillas, o apoyada sobre un cojín. Escoge la postura a la que mejor te acomodes. Así evitarás distraerte por un dolor de espalda o piernas al estar en una postura que es incómoda para ti.

  • Usa ropa confortable. No es agradable tratar de expandir tu abdomen con la respiración mientras llevas puesto una prenda apretada.

La ropa holgada y fresca es la mejor para una práctica de meditación.

  • Procura meditar en un ambiente tranquilo. Evita los lugares estrechos y con mucho ruido.

Los espacios abiertos como un jardín, es una de las mejores opciones para meditar (por el contacto que haces con la naturaleza).

Si vas a meditar en algún espacio cerrado, procura que sea un lugar ventilado, limpio y aislado del ruido.

Que el espacio y el momento que escoges para meditar sean solo tuyos para una mayor concentración y conexión.

  • Ésta es una práctica diaria que se realiza a conciencia para hacer de ella un hábito.

Requiere de disciplina y compromiso propio para hacerla parte de nuestra rutina diaria.

  • No te enfoques en los resultados (es cierto, se obtienen cambios maravillosos). Pero, al momento de meditar, no te centres en el resultado final.

Más bien, disfruta el proceso, de cada segundo contigo mismo.

  • Los pensamientos irán y vendrán, tu no te aflijas por ello.

La práctica de meditación es precisamente para eso, para aprender a controlar la mente y no dejarnos llevar por ella.

Cuando un pensamiento llegue a tu mente, no lo sigas, obsérvalo y déjalo ser pero, no te involucres con el. Siempre puedes regresar a tu meditación una y otra vez.

Tomando en cuenta estos tips, estás lista (o) para empezar con tu práctica de meditación

Técnicas de meditación

Las varias técnicas que hallamos en los libros o en la internet nos dan a conocer que existe un procedimiento para cada fin que deseemos obtener, por ejemplo.

  • Meditación en base a los sonidos: Éste tipo de meditación se basa en los cánticos, mantras y campanas. Los cuales son usados a repetición para inducir a un estado de relajación y conciencia.

  • Meditación con enfoque en la respiración: Existen varios tipos de meditación que se fundamentan en la respiración para alcanzar la concentración.

Seguir el rumbo del aire. Sentir su temperatura, sentir la expansión de tu abdomen y tu pecho. De eso se trata enfocarse en la respiración para llegar a un estado en donde le evites a tu mente divagar.

  • Meditación enfocada en un objeto: El proceso consiste en observar un objeto. Cada detalle del mismo, color, forma, tamaño. Centrarse en ese objeto hasta que tu mente encuentre ese estado de calma.

Conclusión

La meditación no es como un analgésico que, apenas lo tomas, empiezas a sentir los efectos a los pocos minutos.

No funciona de esa manera. Si bien es cierto, el meditar cada día nos ayuda enfocarnos y descubrirnos a nosotros mismos, pero para que ésta de resultados en tu vida, va a hacer falta que lo conviertas en una práctica y ésta práctica se convertirá en un hábito.

No esperes que tu vida cambie de la noche a la mañana si sólo has hecho éstos ejercicios de meditación un par de veces.

La gente suele renunciar a la primera porque creen que con una sola sesión basta para poner orden a todo el caos interno con el cargamos.

La meditación es un estilo de vida que nos aporta bienestar y paz, ambas necesarias para la vida humana, y como un estilo de vida, requiere de tu compromiso diario para volverte mejor cada día en lo que practicas.

Comienza con un par de minutos.

Date la oportunidad de experimentar los beneficios que la meditación trae a la vida de quien lo pone en práctica.

Acomoda tu horario y empieza con una rutina matutina en donde la meditación sea tu base para iniciar el día.

Cualquier persona, adulto o joven, hombre o mujer, sin importar quién eres o tu clase social; todos tienen la oportunidad de poner en práctica la meditación y cada uno de nosotros tiene el poder de decisión para implementarla en nuestras vidas.

Datos extra

  • No te frustres a la primera por no obtener los resultados deseados, no te hagas una expectativa de tu primera, segunda o tercera sesión de meditación; sólo déjala ser y fluye.
  • Al principio será un poco incómodo conservar la postura. Si escoges meditar sentada, tendrás la sensación de adormecimiento de las piernas o te dolerá un poco la espalda (es normal que suceda al principio pero mientras más avances, mejor te volverás y dejarás de sentir las molestias de principiante 😁 ). Siempre puedes escoger la forma más cómoda de practicar (puedes meditar acostada procurando no quedarte dormida).
  • Tendrás días y días. Habrá días en los que lograrás una máxima concentración (en donde te crees maestro) y otros días en donde tu mente estará muy inquieta (como la caricatura el demonio de tazmania). Sin embargo, no debes olvidar que a pesar de los días buenos y los no tan buenos; todo es parte del proceso de aprendizaje.

Y para culminar, te dejo unas cuantas meditaciones guiadas que personalmente utilizo para poner en práctica éste hábito.

Las mejores meditaciones guiadas que uso

Meditación matutina

Aquí te dejo las meditaciones guiadas que más uso para empezar mis mañanas 🙂

Meditación nocturna

Estas meditaciones nocturnas son unas de las que utilizo como mi ritual para antes de ir a dormir. Espero que te sirvan de mucha ayuda 🙂

Meditación para relajarse y encontrar paz

No dudes en tomar un par de minutos para meditar durante el día, si sientes que lo necesitas. Te ayudará a calmarte y a encontrar paz.

Cuéntame, ¿ya has experimentado el poder de la meditación en tu día o en tu vida?.

¿Tienes alguna rutina matutina o nocturna que involucre ésta práctica y que quieras compartir aquí abajo en los comentarios?

Me encantaría leer qué piensas sobre éste post y si te ha servido de ayuda. No olvides que siempre tienes un espacio aquí para ti.

Espero de todo corazón que éste artículo te ayude a llevar una vida más plena y feliz.

No te olvides de compartir éste post y aportar con tu granito de arena a todo aquel que quieras ayudar a llevar una vida con más PRESENTE y menos estrés, por medio de la meditación.

SHARING IS CARING


2 commentarios

Maria · octubre 27, 2019 a las 8:38 pm

Bueno, es un poco como el yoga, ¿no? No por hacer yoga un día te dejará de doler la espalda: es el ejercicio constante lo que lo consigue, haciendo que tu musculatura esté fuerte.

Pues pasa igual con la mente.

    Roe · octubre 27, 2019 a las 10:58 pm

    Así es María. Todo es una constante práctica para que ésta se vuelva un hábito, sobretodo cuando nos beneficia.. Te envío un abrazo enorme ☺, gracias por leerme

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *